15.4.16

[Reseña] Quimera

Cover

Título original: Quimera


Editorial: Vergara / Ediciones B (2015)

Páginas: 352

Conclusivo


Madrid, 1894.
Jorge Novoa, diplomático herido en las revueltas de Melilla, finge divertirse en la capital durante su forzada convalecencia. En realidad, cada noche sigue los pasos de un peligroso grupo de anarquistas que planea atentar contra la regente doña María Cristina y su hijo, Alfonso XIII. Su labor de espionaje es dirigida por el marqués de Brandariz, un hombre poderoso dentro de la corte, que no se fía ni de su propia sombra. Jorge sabe que a su vez es vigilado por otro espía del marqués, una presencia constante que lo acompaña en sus largas noches de vigilia. Cuando le pide cuentas por ello a Brandariz, este solo le da el nombre en clave del desconocido informador: Quimera.
Mariana Montalbán vive con su anciana tía, que es toda la familia que le queda, y enfrenta muchas dificultades dadas sus escasas rentas. Su vida es una sucesión de pérdidas: su padre, su madre, su amor de juventud y su tío. Desesperada, acude al marqués de Brandariz, que había sido amigo y paciente de su padre, quien le ofrece una labor singular con la que ganarse un salario.
Lo que nadie podía prever era la intensa atracción que sentirán Jorge y Mariana desde el momento de conocerse. Entre mil peligros, terroristas despiadados e intrigas cortesanas, vivirán una pasión arrolladora que se convertirá en algo más que una quimera.
Lo primero que me atrajo de esta novela fue su título, pues como tal vez estén enterados "Quimera" es el nombre de un monstruo mitológico, y me pareció una elección extraña para nombrar una novela romántica. Mi desconcierto desapareció luego de entrar a la ficha y ver esta hermosa portada junto con el resumen de la obra; entonces recordé que "quimera" tiene un segundo significado que es sinónimo de ilusión y fantasía. Hace unos días, mientras revisaba mi extensa lista de lecturas pendientes, volví a encontrarme con el título y la incluí en el programa de lecturas de este mes. La historia me sorprendió gratamente, pues yo había pensado que seguiría un curso diferente, y me gustó mucho tanto la ambientación como el desarrollo de los protagonistas.

La aventura transcurre en la ciudad de Madrid en 1894, y desde el inició apreciamos (como nos muestra la sinopsis) que estamos ante una historia de espías. Jorge Novoa es un atractivo héroe de guerra que simula trabajar como diplomático, mientras espía el movimiento de unos anarquistas que planean un atentado con bomba en contra de la familia Real. Sin embargo, su fachada de mujeriego despreocupado a generado demasiado revuelo entre las damas de clase alta, por lo que uno de sus superiores, el marqués de Brandariz, le recomienda que finja pretender a una de ellas, para que las demás pierdan interés y llame menos la atención. Así es como Jorge conoce a Mariana Montalbán, una joven que parece no importarle acabar como una solterona, pues demuestra poco interés en relacionarse con el resto de la sociedad.

Uno de los aspectos que más me gustaron de los personajes, es que tenían temperamentos fuertes pero templados, es decir, que no caían en arrebatos histriónicos cuando algo les afectaba. Tanto Jorge como Mariana son protagonistas con los que resulta fácil conectar, pues sus reacciones y motivos son congruentes. En el pasado de cada uno hay más de lo que se deja ver al principio, lo que les da profundidad y verosimilitud a su personalidad. También me pareció que la buena química entre los dos se notaba desde el inicio, en los diálogos que intercambian cuando ella le deja claro que está al tanto de que sólo finge pretenderla; eso en lugar de apartarlo hace nacer en Jorge un interés genuino por Mariana, que dará pie a que ambos se enamoren sinceramente.

No por ser predecible la relación amorosa es menos emocionante. Aunque ya estuviera al tanto de que Jorge y Mariana acabarían felices comiendo perdices, la forma en que se fueron acercando, revelándose secretos personales, dejándose llevar por sus inclinaciones sin importar las convenciones sociales, y los momentos divertidos que pasaron juntos, en otras palabras, ver que el romance se dio de manera dulce y creíble me enterneció e hizo que la lectura fuera placentera.

La escritura es amena y directa, por lo que la novela se lee de manera fácil. Tiene un ritmo sosegado, que poco a poco va generando interés por la historia, y los eventos van transcurriendo sin prisas; incluso las escenas que parecieran no ayudar al avance de la investigación sobre los anarquistas se disfrutan, porque muestran la vida cotidiana de la época o reflejan el sentir de los personajes. Eso sí, la trama sobre el atentado y la labor de espionaje no brilla mucho; está presente, sí, pero no tanto como la relación amorosa, aunque los momentos de riesgo y peligro se describen muy bien y me gustaron.

Se aprecia la labor de investigación que la autora realizó para construir la novela. Los aspectos históricos y los entresijos políticos están presentes en el clima de la obra, pero sin resultar pesados o aburridos. La ambientación es magnífica, detallada pero no extensiva, describe la distribución urbanística, los usos y costumbres, la moda al vestir, los divertimentos, hasta el clima caluroso que afecta a los personajes.

Me gustó mucho

En resumen, Quimera fue una lectura que me dejó satisfecha y contenta con la evolución de su aventura. Jorge y Mariana son personajes estables, carismáticos y bien empleados, por lo que me agradó seguirlos por las calles de Madrid en su intento por impedir que los anarquistas lleven a cabo sus planes. Una novela recomendable si te gusta el romance histórico o te atrae el siglo XIX.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Quieres comentar algo? Sólo recuerda que todos merecemos respeto, por lo que te pido que evites las expresiones ofensivas. Aunque no siempre pueda contestarles, sí leo todos sus comentarios. Que tengas un buen día, gracias por visitar mi blog ^-^