16.2.16

[Revisando Reliquias #1] Romeo y Julieta

Buen día.

Espero que hayan tenido un bonito Día del Amor y la Amistad, con chocolates y regalos, pero sobretodo que disfrutaran de las personas a las que más quieren.


El día de hoy les traigo la primera entrada de una nueva sección. Llevaba algunas semanas pensando en qué título ponerle, y finalmente me decidí llamarle Revisando Reliquias.

Por definición, una reliquia es:
1. Parte del cuerpo de un santo u otro objeto relacionado con él que se venera como objeto de culto.
2. Resto que queda de una época o una cosa pasada.
3. Objeto viejo o antiguo, generalmente valioso, que se tiene en gran aprecio o estima.
4. Cosa muy vieja que no sirve para nada.

La cosa va así, cada mes les hablaré de algún libro de mi estantería, con la única condición de que tenga diez o más años conmigo, y les contaré algunas de las anécdotas relacionadas con él. Como estamos en Febrero elegí la historia de amor de una de las parejas más famosas de la Literatura: Romeo y Julieta de William Shakespeare. 



Mi edición es de Grupo Editorial Tomo (1a. ed., mayo 1998) y formaba parte de una colección llamada "Clásicos del Teatro". En su portada tiene la pintura conocida como The last kiss of Romeo and Juliet (1823) de Francesco Hayez. Para mí es valioso porque despierta recuerdos agradables de mi juventud; se trata de mi primer acercamiento a las obras teatrales y a Shakespeare, además de ser uno de los primeros libros que conseguí con mis ahorros.

A finales del siglo XX yo era una estudiante de secundaria que ahorraba el dinero de mi lunch para comprarme libros y revistas. Todos los días después de clases iba caminando hasta la tienda de mi abuelo en el Centro, donde comía con mi familia y pasaba mis tardes hasta la hora del cierre. En el local de a lado existía una librería que vendía libros a precios económicos (costaban entre 10 y 25 pesos mexicanos) que trataban de varios temas: salud, cocina, religión, ocultismo, fábulas, relatos de terror, trucos de magia, ajedrez para principiantes, manual de buenas costumbres, clásicos de la literatura, etc. 

A los 13 años me interesaban más las historias de fantasía y aventura. Me temo que las obras de Shakespeare no me atraían en absoluto (¿qué quieren que les diga? Era joven y no tuve a nadie que me orientara en gustos literarios), prefería ver anime y leer mangas; Editorial Toukan publicó algunas series de mangas (Ranma 1/2, Sakura Card Captors, Digimon, entre otras) en ediciones que costaban 10 o 15 pesos, y yo era una de los que elegían pasar hambre en la escuela para poder comprármelas. Fueron mis comienzos como otaku.


Recuerdo que en las noches pasaban Ranma 1/2 en la televisión, y a pesar de las discusiones con mis padres (que me prohibían verla), no me la perdía nunca. Quienes conozcan la serie quizá recuerden el episodio de la obra de teatro, donde la clase de Ranma y Akane hacen la representación de Romeo y Julieta. Al día siguiente de ver el capítulo entré a la pequeña librería, y por 20 pesos salí de allí con mi copia de Romeo y Julieta.

Como la portada no me gustaba nada (lo siento por el señor Francesco, pero no compartía su visión de los protagonistas), compré unas calcomanías de Ranma 1/2 y se las pegué. Después de todo, gracias a ese anime descubrí la pluma de William Shakespeare.

Y eso es todo por ahora. Me gustaría que me contaran si les gustó mi propuesta, y si tienen anécdotas relacionadas con algún libro. Hasta la próxima.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Quieres comentar algo? Sólo recuerda que todos merecemos respeto, por lo que te pido que evites las expresiones ofensivas. Aunque no siempre pueda contestarles, sí leo todos sus comentarios. Que tengas un buen día, gracias por visitar mi blog ^-^