28.2.16

[Reseña] Ni Dios ni amo

Ni Dios ni amo - Francisco BaezaTítulo: Ni Dios ni amo


Editorial: Almuzara (2011)

Género: Fantástico, Suspense


Martín, un ciudadano corriente, despierta en el interior de un féretro. Todo indica que ha vuelto a nacer, pero en realidad... está muerto. Un extraño ángel, el vigilante del cementerio, le brindará información acerca de las preguntas que le atenazan. Y una nueva ¿vida? se desplegará ante él, plagada de situaciones que desconocía por completo. Pero nada es gratis, ni en la vida ni en la muerte. Martín deberá saldar su deuda asesinando a otro ser vivo...

Este libro lo tenía pendiente desde hace mucho tiempo, porque si bien me intrigó en su momento había otras novelas que me interesaban más. Ahora que la he leído no estoy muy segura si me gustó o no, pues se trató de una lectura un poco extraña. Si yo fuera una lectora que sólo valorara los libros por el rato agradable que me hacen pasar, creo que este me habría dejado algo insatisfecha; sin embargo, durante la lectura de Ni Dios ni amo me pareció encontrar algunos elementos rescatables. A continuación, intentaré explicar esta opinión.

El personaje principal es Martín Martínez, un hombre de cuarenta años que ha despertado dentro de un ataúd. Luego de abandonar su tumba, camina por el cementerio buscando una salida cuando se topa con un sujeto escalofriante que dice ser el vigilante. Entre frases desconcertantes que parecen encerrar un trato, Martín consigue que el desconocido lo deje marchar para despedirse de su familia.

Al día siguiente el protagonista despierta en el cuerpo de otro hombre, confundido entre lo que recuerda y lo que tiene ante sus ojos hasta que reaparece el vigilante del cementerio y le explica su situación como retornado. Sin darse cuenta Martín ha aceptado un pacto con un ser sobrenatural (ángel o demonio), que le permite habitar en otros cuerpos por un día, a cambio de que asesine a una persona cada 24 horas.

Fue justamente ese acuerdo macabro lo que me motivó a leer esta historia, aunque al final la trama siguió un camino que no esperaba. Lo que sucedió es que el personaje central me resultó demasiado apático. Aunque la narración era en primera persona, Martín no consiguió convencerme de que estuviera viviendo una situación desesperada, que sintiera terror o angustia, porque todas sus acciones y pensamientos eran muy indolentes. Y creo que aquí radica la ambivalencia, pues si bien como personaje de novela ha sido decepcionante, como elemento simbólico puede que encerrara alguna crítica social, ya que en la novela hay bastante de eso.

Una gran parte del texto se dedica en señalar cínicamente los problemas sociales y económicos de las sociedades consumistas (es decir, democracias capitalistas), donde las personas son “esclavos voluntarios” que desperdician sus vidas para favorecer un sistema que se alimenta de ellos. Entre los temas que se mencionan están el racismo, la pobreza, la inmigración, la soledad, el ateísmo y la indiferencia de la gente, lo que me ha hecho pensar que la indolencia del protagonista pudiera ser intencionada. Por tanto, sin entrar en detalles, como estudiante de Literatura pienso que Ni Dios ni amo cuenta con elementos para un análisis (tal vez narratológico o sociocrítico) con respecto al individuo postmodernista.
La sociedad educa autómatas que no deben tener sentimientos, ni capacidad para reconocer los propios errores, sólo trabajar en la oficina y copular en la cama, reproducirse y engendrar una nueva masa de consumidores que reemplace a la anterior.
Pero como dije al principio, también encontré algunas cosas que no terminaron de gustarme. El caso es que yo esperaba una novela, si no de terror si una que al menos me produjera cierta ansiedad, pero el personaje sobrenatural no me inspiró ni un poquito de temor. La novela mantiene una indeterminación con respecto al vigilante, a quien Martín llama Lobo, porque no queda muy claro si se trata de un ángel, un demonio o el Diablo mismo. Pero sin importar su identidad, la forma en que este se expresaba o comportaba no me llevaron a pensar en un ser con milenios de antigüedad. En las conversaciones sus argumentos tendían hacia lo metafísico o lo ambiguo, haciendo que los diálogos fueran un poco confusos, donde la pasividad de uno remarcaba la suficiencia del otro (algo de su interacción me recordó a El club de la lucha de Chuck Palahniuk, una novela que creo superior y me encanta). Asimismo, me agotó el exceso de cinismo o pesimismo de Martín, porque después de la mitad de la novela sentí que sus críticas perdían peso con la repetición, además de que me impacientó que no tuviera una idea o un plan para escapar del pacto.
3/5
En conclusión, Ni Dios ni amo parte de una premisa atractiva que juega con las relaciones entre la vida y la muerte. Al experimentar varias vidas diferentes entre sí, a cambio de asesinar todas las noches, el protagonista nos va presentando sus motivos para cuestionarse los roles de Dios y el Diablo dentro de una sociedad egoísta y autodestructiva.


¿Qué opinan de la novela? ¿Alguno de ustedes la ha leído?

4 comentarios:

  1. La idea de la trama se escucha buena. Aunque no lo he leido, creo que si se trata de metafisica hay mejores autores. La calif. De tres catarinas me dsn la idea de que es entretenido pero si tienes otros libros pendientes dejas ha este para despues.

    ResponderEliminar
  2. Igual te deja una sensacion de "¿Quienes somos en este mundo?" Algo asi como una sensacion existencialista, no digo que no reflexionen, pero yo leo para entretenerme. Tal vez esta clase de genero no es mi tipo, prefiero algo mas "digerible".
    Muy bueno, no descarto el libro pero creo que si lo pospondre :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así me sentí, la novela me entretuvo pero no dejó huella. Gracias por comentar :)

      Eliminar
  3. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar

¿Quieres comentar algo? Sólo recuerda que todos merecemos respeto, por lo que te pido que evites las expresiones ofensivas. Aunque no siempre pueda contestarles, sí leo todos sus comentarios. Que tengas un buen día, gracias por visitar mi blog ^-^